05 noviembre 2013

¡La biocola!

   Si no habéis ido aún, seguro que al menos os han hablado del restaurante Eco-Vegetarià en la calle Conde de Barcelona. Os habrán dicho que está todo riquísimo, a muy buen precio, que tiene certificación del Consell en sus productos biológicos y, por si fuera poco, que las propinas son para la fundación Vicente Ferrer. Pero yo os hablaré de algo muy concreto, yo declararé mi incondicional amor a LA BIOCOLA.
  
Lo que empezó como un confuso tonteo de una noche acabó siendo dulce rutina sin perder ni un centílitro de pasión. Ahora, con el menú, siempre pido mi biocola y la disfruto como la primera vez. Sorbo a sorbo. No sé, probadla y decidme si soy una loca enamorada.